UN BAÑO EN LAS PISCINAS NATURALES DE MADRID

Por | 19 julio, 2017 | 0 comentarios

PISCINAS

Y seguimos con planes veraniegos… No puede ser de otra manera. ¡¡Estamos en verano!! Y hay que disfrutarlo. En Madrid hay mucho que hacer y ver… ¡Siempre! Eso ya lo sabes pero además en estos meses estivales, si has venido a pasar unos días o tus vacaciones completas, seguro que tienes un día para disfrutar de las increíbles piscinas naturales que la Comunidad cuida con esmero por el gran tesoro que representan.

A poca distancia y súper bien conectadas, refréscate en plena naturaleza y en Madrid.

      Las Presillas: en Rascafría (sierra de Madrid) se ubican estas piscinas perfectas para desconectar de la rutina del día a día, de la ciudad, del estrés o para contemplar la maravilla de la naturaleza dándote un buen baño en un entorno único. Vistas no las hay mejores: el Pico Peñalara. Además de refrescarte también podrás pasear por el río y adentrarte en la naturaleza. En pareja, en familia o solo, es un plan para anotar en la agenda. Entrada gratuita, parking (5 €) y la limpieza es espectacular.

      Las Dehesas: en Cercedilla puedes vivir un día increíble en sus piscinas naturales, esta vez en el Valle de la Fuenfría, junto a los resto de la Calzada Romana. Desde 1978, año de su creación, se les denomina “naturales” porque en aquel momento el agua que las alimentaba procedía del arroyo. Poco después y a consecuencia de una sequía, se tuvo que optar por tratar el agua pero eso no quita que puedas disfrutar de estas piscinas en un entorno único y a una temperatura más que fresquita. 755 metros cuadrados para olvidarte de todo durante una jornada.

      Pantano de San Juan: o la conocida Playa de Madrid. En San Martín de Valdeiglesias encontrarás el único embalse de la Comunidad autorizado para el baño. 14 Kilómetros para no sólo bañarse sino también para practicar deportes náuticos.

      Navaluenga: en esta ocasión nos salimos de la Comunidad de Madrid pero sólo un poquito y merece la pena. En Navaluenga (Ávila) el río Alberche da pie a estas piscinas naturales dentro de la Sierra de Gredos. ¿Por qué destacan? Por su extensión y dimensión. Son tan grandes que hasta se puede practicar piragüismo. Al recinto no le falta detalle: vestuarios, césped para descansar y relajarse…

      Lago de Bolarque: y también justo en el límite con Madrid pero hacia el otro lado, en Guadalajara, donde confluyen los ríos Tajo y Guadiela, el escenario no puede ser más impresionante dando lugar a lo que conocemos como los Mares de Castilla. Parking gratuito, restaurantes, merenderos y todo, por sólo 6 €.

Refrescarte este año en Madrid, será una experiencia inolvidable.

Categorías: Escapadas

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*