48 horas en Madrid

Por | 6 junio, 2018 | 0 comentarios

48 H MADRID

Ahora que es oficialmente verano, en Madrid recibimos más turistas de lo habitual, pero con este calor es inaguantable estar en la calle. ¿Qué hacer, qué ver, dónde comer y no morir con estas altas temperaturas? Te damos todos los detalles para que disfrutes de la ciudad.

Sábado

Después de una noche de descanso, aprovechamos la mañana para empezar el día con un buen desayuno buffet en el hotel cargado de vitaminas hasta las 10:30 horas. Nos trasladaremos al centro para iniciar la aventura de los museos. Madrid tiene una oferta cultural muy amplia. Fuera de las exposiciones permanentes de los museos más emblemáticos como el Prado, el Reina Sofia o el Thyssen, encontramos otras igual de interesantes como la Casa Sorolla, la Fundación Mapfre o Caixa Forum, entre otras.

Cuando el apetito apremia, basta con elegir un buen restaurante. Si nos encontramos en el barrio de Chamberí, una buena opción es dejarse caer por el Mercado Vallhermoso. Si por el contrario estamos en el Barrio de las Letras y queremos un ambiente castizo, Taberna La Elisa, es una gran elección. En caso de encontrarse en pleno centro, entre Fuencarral y Malasaña, La Pajarita supondrá una experiencia gastronómica asombrosa.

Después de comer, las calles de Madrid están vacías por el calor y nosotros recomendamos volver al hotel para darse un chapuzón y refrescarse en la piscina. Sobre las 19:00 horas el sol ha bajado y es un buen momento para salir a descubrir un Madrid lleno de espectáculos: teatros, musicales, conciertos. O bien acercarse al Templo de Debod y disfrutar de un bonito atardecer de verano, para luego perderse por el Madrid de los Austrias.

Para cenar, la oferta es cuantiosa. Perra Chica, Habanera o Amazónico son unas opciones que invitan a disfrutar de la sobremesa con un cocktail. Si se quiere disfrutar de música en directo, por ejemplo Jazz, el Café Central es todo un acierto.

Domingo

Un plan mítico es el de asomarse por el Rastro, y comprar alguna reliquia. Aunque la mejor inversión es un brunch. Ya sea el de Martina Cocina, el de Ópalo, o el de El Imparcial, que con cualquiera quedarás satisfecho. Si por el contrario prefieres tapear, el barrio La Latina no te defraudará.

Planes alternativos: pasear por el parque de El Retiro, o la Castellana que es peatonal por la mañana. Si te quedan compras pendientes la Gran Vía y Fuencarral tienen todas sus tiendas abiertas al público.

Para despedirte de la capital con buen sabor, una merienda inolvidable la encontrarás en La Duquesita, la Brasserie Antoinette o Donde Mónica. Con todo esto solo planearás tu vuelta a Madrid.

Categorías: events

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*